Tipografía  |  Identidad  |  Educación

La vocación docente, una de las bases de la filosofía de Typograma


Varios de los fundadores y miembros de Typograma trabajan enseñando en las más importantes escuelas de diseño del país. Desde que se conocieron estudiando en la Universidad Nacional de Colombia, comparten el interés por contribuir a que las nuevas generaciones de diseñadores y creativos tengan el conocimiento y las habilidades necesarias para afrontar los exigentes retos de la sociedad y del mercado actuales.

Patricia Melo, Directora Ejecutiva y socia fundadora, a la vez que ha desarrollado un perfil estratégico y gerencial, ha enseñado en la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional de Colombia y en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en el área del diseño para piezas y estrategias promocionales. Por su parte, Viviana Monsalve, quien se especializó en diseño tipográfico en Buenos Aires y ha trabajado en distintos estudios y agencias de Colombia y Argentina, es Docente del Programa de Diseño Gráfico de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Con una habilidad particular para estar en todas partes y encargarse de muchas cosas a la vez, desde hace más de diez años Hernán Huertas años ha sido docente en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Cartagena y Bogotá. Actualmente es docente de varias asignaturas en la Fundación universitaria Los Libertadores y coordina el Área de Diseño en El programa de Tecnología en Comunicación Gráfica de la universidad Minuto de Dios.

César Puertas, además de consolidarse como uno de los principales tipógrafos del país y obtener varios reconocimientos y certificaciones internacionales por sus fuentes tipográficas, ha sido conferencista en distintos eventos e instituciones a nivel nacional y actualmente es Profesor Asociado de la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional de colombia.

Los miembros de este equipo también son recordados en el medio por haber participado en la organización de varias bienales y eventos de diseño tipográfico que resaltan el trabajo de los nuevos talentos y por pertenecer a asociaciones como Atypi y ADG, cuya labor, en parte, se centra en la divulgación y la educación del diseño y la tipografía. Una de las razones que motivó la creación de Typograma es que comparten la inquietud por mejorar la cultura visual, la comunicación y el entorno, tanto en quienes se forman en artes y en diseño como en el público general e incluso en los empresarios, que son clientes potenciales del sector creativo y de cuyo criterio depende el perfil de los proyectos, marcas y productos que se consumen en todos los sectores de la sociedad.

Quien los conoce como estudiante o por haber tenido la oportunidad de trabajar con alguno de los miembros del equipo, sabe que una clase, un taller o una reunión de trabajo con ellos, es una oportunidad para la reflexión, la indagación y la experimentación a partir de la comprensión de los fundamentos del diseño, de la capacidad de análisis y síntesis para lograr un objetivo en el terreno visual. En estos años han consolidado un estilo para propiciar el aprendizaje, que se basa en entregar todo el conocimiento posible en la clase con honestidad, sencillez y transparencia, pensando realmente y con una visión colectiva en el presente y el futuro de la profesión.

Más en esta categoría: La importancia del proceso »